Baterna

Información

Baterna es uno de los anejos del municipio de Solosancho, ubicado en el margen derecho del río Adaja junto a los pies del mismo, dominada por sauces, chopos y fresnos, con una altitud de 1.115 m, en una zona dominada por la topografía prácticamente plana del Valle Amblés, si bien esta se ve rota por el pequeño montículo que proporciona el monte barbaceo, el cual se encuentra cubierto de encinas de un porte considerables entre las que se entremezclan piornos y jaras. Este monte sirve de cierta protección ante los vientos fríos del norte, aunque reduce el campo de visión hacia la Sierra de ávila.

La presencia del río y del resto de elementos del paisaje hace que Baterna sea quizás el lugar con una mayor diversidad faunística sobre todo en lo que a la comunidad de aves se refiere.

Hasta el se llega por la carretera N-502, nada más pasar Solosancho hay que tomar una carretera que en apenas un par de kilómetros nos conduce hasta el pueblo. También existe otra carretera provincial que en dirección sur que le une con otros de los anejos, Robledillo.

Su población asciende a poco más de 200 habitantes, que muestran una dedicación fundamentalmente ganadera, que viene desde antaño, como lo demuestra la presencia de la antigua vía pecuaria de la Calzadilla o Cordel de ávila que se localizada a escasos metros del pueblo por el suroeste.

A pesar de su escasa población es una de las pocas localidades del Valle que mantiene la población, presentando una pirámide poblacional en la que destaca el contingente de población joven. Este aspecto ha provocado que un amplio número de viviendas estén ocupadas, lo que se traduce en la relativa buena conservación de estas, existiendo muy pocos inmuebles en estado ruinoso, debido a procesos de rehabilitación, que no han supuesto graves transformaciones en su estructura exterior. A pesar de esto de manera dispersa se han levantado viviendas de nueva planta, con materiales modernos y volúmenes disonantes con los tradicionales.

Como elementos de interés destacan su arquitectura tradicional en algunas calles, las payozas, tenadas, el potro de herrar localizado a la entrada del pueblo si se viene desde Solosancho y la fuente localizada en la plaza.

Dentro de la morfología urbana, el casco urbano de Baterna surge en el margen derecho del río Adaja, lo suficientemente alejado del cauce como para evitar crecidas. Del río parten dos calles que perimetran y envuelven el caserío, y de las cuales parte una maraña de callejuelas estrechas y quebradas, en cuyas confluencias se crean pequeñas plazoletas o espacios abiertos. El caserío queda conformado por la yuxtaposición de manzanas irregulares y quebradas constituidas por 2-6 viviendas, en alguna de las cuales aún es posible contemplar los tradicionales poyos de granito en las puertas de acceso.

La relación entre el campo y el centro se produce a través de unos bordes difusos que se apoyan en una forma de penetración de los caminos rurales que confluyen radialmente en la localidad, hasta convertirse en calles, siendo su relación con el espacio abierto de continuidad.

Las edificaciones de carácter tradicional se extienden por todo el casco urbano (el caserío apenas ha tenido ensanche), destacando la calle Costurera y las aledañas a esta.

Destaca la escasez de arbolado en el interior del núcleo urbano a pesar de la realización de un pequeño parque.

Las fiestas son el 3 de febrero en honor a San Blás y sobre el 22 Junio.