Robledillo

Información

Es otro de los anejos de Solosancho distando a 23 km de la capital abulense desde donde se accede desde la carretera N-502. Desde el pueblo también sale una carretera provincial que sale en dirección a Baterna en donde se llega en poco más de un kilómetro.

Se encuentra emplazado en la umbría de una de las primeras estribaciones de la Sierra de la Paramera a 1.140 metros de altitud, si bien estas primeras estribaciones alcanzan una cota de 1.587 metros en el paraje denominado "Los Picos" por el Oeste y Noroeste, y a partir de la periferia del propio caserío, comienza a elevarse otra estribación de menor envergadura, "Las Traviesas", la cual impide la visión hasta el valle.

El caserío es rebordeado, por el este, por el arroyo del Berrocal de la Duza con su vegetación de ribera, afluente del Adaja. Pero sin duda lo más sobresaliente del paisaje de Robledillo es la presencia en sus montañas de impresionantes berrocales que nada tienen que envidiar a otros de mayor fama como los de La Pedriza madrileña.

Su población se sitúa en poco más de 200 habitantes, con una ocupación dominada por la ganadería y por los servicios a consecuencia de la presencia de alguna empresa y del restaurante y de las casas rurales.

Dentro de sus elementos de interés destacan las tenadas, la fragua, los hornos de pan, el potro de herrar y la fuente de la plaza fácilmente visible desde la carretera N-502.

En lo que respecta a su morfología urbana, el casco urbano de Robledillo surge en torno al Cordel de Sonsoles, cuyo trazado una vez traspuesto el berrocal de la Duza, fue utilizado, durante unos pocos kilómetros por la carretera nacional. Poco antes de llegar a la localidad de la Hija de Dios, se une con el Cordel de ávila, para posteriormente afluir en la Cañada real Leonesa Occidental. Sin embargo, al menos en lo que se observa en el trazado urbano, no tuvo un desarrollo lineal a lo largo de esta vía (que surca la localidad con dirección Este- Oeste), sino que su desarrollo lineal, al sur del cordel, viene dado por el cauce del arroyo.

El caserío se desarrollará, desde el margen izquierdo del cordel, paralelo a la ribera izquierda del curso fluvial, en base a dos calles principales, paralelas entre sí y al cauce, que parten del cordel.

Apoyado en el cordel y en estas dos calles, se desarrollará el caserío en base a la yuxtaposición de manzanas, irregulares y quebradas, individualizadas por calles angostas que desembocan en las principales. Más reciente es el ensanche del caserío desde el cordel hacia el norte, con un desarrollo lineal a lo largo de la carretera que une Robledillo con Baterna. Es un desarrollo lineal que se produce casi exclusivamente al oeste del mencionado camino. Cada manzana está constituida por 2-4 viviendas o por tenadas que forman parte de las estructuras complementarias de la vivienda.

El interior del casco urbano en el que se entremezclan viviendas de nueva construcción con otras más antiguas, se caracteriza por la escasez de arbolado, si bien el cauce del arroyo hay que entenderlo como un espacio verde periurbano.

Como reseña destacar la que a mediados del S. XIX hacía Pascual Madoz en su diccionario geográfico-estadístico en donde exponía que Robledillo como anejo de Solosancho, estaba constituido por 44 casa inferiores, sin ningún establecimiento público.

Disponía de varias fuentes de excelentes aguas y áreas con buenas piedras. La arquitectura popular conservada algo escasa, si bien las edificaciones que se conservan muestran un aspecto robusto y macizo.

En planta las viviendas muestran una disposición rectangular o cuadrangular, con poyos de granito en el exterior que sirven de asiento.

Las fiestas son el 2 de febrero en honor a la Virgen de "Las Candelas" y sobre el 25 de Julio.