Solosancho

Información

Solosancho es el pueblo que da nombre al municipio, teniendo una altitud de 1.119 metros sobre el nivel del mar.

Se localiza al sur del Valle Amblés, junto a la N-502 a uno 20 kilómetros de ávila, allí donde la llanura comienza a dar paso a las primeras laderas, que, sin ser estribaciones montañosas de la Sierra de la Paramera (accidente geográfico que define el valle por el sur) pueden considerarse como espacio de transición entre la sierra y el valle.

En lo que respecta a su paisaje esta dominado por los cultivos de cereal hacia el norte, mientras en los alrededores predomina el matorral de plantas aromáticas como cantuesos tomillos o botoneras, si bien hacia el Este aparecen encinas centenarias en fase de recolonización, por la disminución en estos lugares de la actividad agrícola y ganadera. Ya hacia el Oeste encontramos la ribera del arroyo de los potrillos en la que predominan chopos, fresnos, sauces y algún aliso de reciente plantacióon.

El origen del pueblo de Solosancho parte de la leyenda de Zurraquín Sancho, solitario y andante caballero que según cuentan sorprendió a un grupo de moros (unos sesenta) que llevaban consigo, camino de la esclavitud, a veinte cristianos. él solo arremetió contra ellos matando, hiriendo y sembrando confusión, poniendo en fuga a los mahometanos. De ahí el nombre de Solosancho que orgullosamente ostenta el municipio.

Cuenta con una poblacióon de poco más de 500 habitantes, cuya ocupación principal se centra en la agricultura, la ganadería y la construcción.

El caserío se orienta suavemente volcado hacia el noreste, hacia el cauce del arroyo de los Potrillos, afluente del río Adaja que delimita el casco urbano por el Oeste. Pero detallando un poco más la morfología urbana decir que el caserío de Solosancho no tiene un elemento vertebrador.

Sin duda, el arroyo de los Potrillos, que discurre por el Oeste del caserío delmitándole (aunque actualmente se ha ensanchado el casco más allá del arroyo), es un factor importante en la configuración del espacio urbano. La colada que unía Villaviciosa con Solosancho y comunicaba el cordel de Sonsoles con La Calzadilla o Cordel de ávila (llamado sendero de las Vergueras o del Vallejo), cruza la localidad por la actual calle Nueva (calle de mayor anchura de la localidad), dividiendo el caserío en dos partes casi simétricas, puede considerarse como otro ingrediente fundamental en la morfología urbana. Por el norte el casco queda acotado por la carretera nacional (N-502) y por el Este por la carretera provincial de Villaviciosa.

En la actualidad este límite ya no es real, puesto que el casco urbano de Solosancho tiene su máxima expansión de esta vía de comunicación hacia el Este.

Morfológicamente tiene una disposición radial, si bien la colada al convertirse en calle, divide el caserío en dos. Cuatro largas y anchas calles rectilíneas de Norte a Sur, convergen en la llamada Plaza de la Constitución. Por el norte, en la misma plaza, afluyen otras dos calles, de mayor entidad, que parten de la calle de las Escuelas, calle de trazado perpendicular a las otras citadas, y que supone el cierre del casco urbano tradicional por el norte. El resto del viario del pueblo muestra una disposición irregular con calles estrechas y tortuosas.

Respecto a las viviendas en su mayoría orientadas al sur para mitigar en lo posible los rigores invernales del clima, las hay de planta baja y de uno o dos pisos, hechas con materiales diversos, como el ladrillo que en ocasiones ha desplazado a la piedra granítica como elemento característico lo que ha supuesto un enfeamiento del paisaje urbano al no respetar la arquitectura tradicional.

Cuenta como elementos de interés con una arquitectura tradicional, que ha sido modificada en ocasiones, con un par de hornos de pan en donde antaño se hacía este alimento. Se ubican en el interior del caserío, ocupando pequeños espacios o plazoletas creados en las afluencias de calles secundarias en otras principales.

También aparece la antigua fragua con antiguos fogones en los que se caldeaban los metales para forjarlos, avivando el fuego mediante una corriente horizontal de aire producida por un fuelle o por otro aparato análogo. Se localiza en los alrededores del casco urbano.

Junto a estos elementos y como vestigios del usos pasados aparecen una serie de pozos hoy restaurados, la fuente ubicada en la plaza del pueblo y un potro de herrar próximo al parque infantil y la carretera de acceso a Villaviciosa.

Como edificio arquitectónico de interés localizada en la calle que lleva su nombre tenemos a la iglesia que data del S. XVII, enfrente de la cual se sitúa uno de los característicos verracos vettones que presenta una longitud de máas de un metro y un estado de conservación que podríamos calificar como bueno.

Es en Solosancho donde se dedican la mayoría de establecimientos o servicios de interés a la población como la farmacia, el colegio, tiendas de ultramarinos, carnicería o la pescadería.

En lo que se refiere al periodo festivo este tiene lugar el último fin de semana de agosto y el 6 de mayo en honor a San Juan Ante Portam Latinam.